¿Qué es Grafusa?

Grafusa es una empresa dedicada a la importación, fabricación, comercialización y distribución de productos para la alimentación animal y de harinas para panificación y alimentación humana. Aunque opera en toda la provincia de Las Palmas, su actividad comenzó en la isla de Fuerteventura, donde abastece, entre otras industrias, a la pujante cabaña ganadera y a las empresas panificadoras radicadas en la isla. Grafusa importa y comercializa materias primas, fabrica piensos compuestos bajo su propia marca y elabora también harinas para consumo humano. Además, oferta otros productos relacionados con la alimentación animal, manufacturados por importantes firmas nacionales e internacionales, y que Grafusa pone a disposición del mercado local. Posee su propia red logística y unidades de transportes, con lo que almacena y distribuye posteriormente los pedidos a todos sus clientes en el mismo día en que se formalizan.

quees

Historia de Grafusa

Graneros de Fuerteventura SA (Grafusa) nació de la inquietud de un grupo de empresarios canarios por cubrir la creciente demanda de alimentación para animales de producción de la isla en condiciones de máxima calidad y capacidad de abastecimiento. Sus fundadores eran conscientes, en aquellos momentos, de que asimismo existía una importante necesidad de productos derivados del grano para consumo humano, esencialmente para panificación, por lo que desde el principio, la empresa apostó por atender tanto la demanda ganadera como la de alimentación humana.

La andadura de Grafusa comenzó en el año 1970, cuando este grupo de empresarios se unió con el fin inicial de importar el maíz a la isla. Ese fue el germen de Grafusa. Poco después, una inversión para adquirir una parcela industrial, junto con una batería de silos con una capacidad de 1.500 toneladas métricas y una envasadora con cosido manual, terminaron por completar el proyecto inicial. El objetivo económico era ofertar el producto a un precio más competitivo y máxima calidad.

Viendo el éxito de la iniciativa, en 1973, solicitaron los permisos para la instalación de una fábrica de harinas panificables. En tan solo un año, ya operaba esta pequeña industria. Los años posteriores, hasta 1994 vieron el crecimiento continuo de Grafusa: se fueron poniendo en servicio diversas máquinas de limpieza del grano, nuevas ensacadoras y nuevos molinos. Se adquirió, en ese periodo, el resto de la parcela que completa la superficie sobre la que se encuentra Grafusa en la actualidad.

Ya en 1996, la empresa dio un importante y definitivo paso adelante para la industrialización del sector de la alimentación en Fuerteventura, cuando Grafusa decidió adquirir equipos para descarga portuaria, con lo que, a partir de ese momento, comenzaron a fletarse los barcos graneleros directamente al muelle de Puerto del Rosario, y no en Las Palmas para su posterior transporte a Fuerteventura, con la consiguiente y crucial mejora logística.

En el año 2000, se puso en servicio un nuevo silo de 4.300 toneladas, se aumentó la capacidad de la fábrica de harinas y se inauguró una nueva fábrica de piensos y mezclas de cereales. El devenir de los tiempos ha llevado a Grafusa a disponer, de forma complementaria, de una moderna flota de vehículos para distribuir el producto hasta los clientes en las mejores condiciones de calidad y salubridad.

historia

Grafusa hoy

En la actualidad Grafusa procesa alrededor de 3.000 toneladas métricas al mes y atiende a clientes en toda la provincia de Las Palmas, tanto en granel como en ensacado bajo su propia marca comercial. Grafusa es el ejemplo de una empresa fruto del esfuerzo colectivo de emprendedores, que ha expandido su labor al exterior desde el ámbito insular, siendo actualmente para la isla de Fuerteventura un factor de industrialización, creación de empleo y de exportación de productos agroalimentarios manufacturados desde la isla majorera hacia el resto de Canarias.

imagen_pagina

Ventas

En los últimos años, la incorporación de nuevos productos y la mejora de otros que ya venían elaborándose, junto con la entrada de Grafusa en los mercados de otras islas del Archipiélago Canario, se ha venido produciendo un incremento sostenido en las cifras de ventas.

AÑO Toneladas métricas comercializadas
2007 26.002
2008 26.600
2009 27.100
2010 27.680
2011 28.962
ventas

Empresas relacionadas

Este espíritu emprendedor de sus socios, ha llevado a Grafusa a realizar, en los últimos 10 años, inversiones en diferentes negocios que, de alguna manera, no hacen sino ampliar los horizontes de la idea primigenia del proyecto. Valga como ejemplo la asociación con un grupo de industriales del Archipiélago para constituir la Sociedad Atlántica de Productos Ganaderos, que explota, en Fuerteventura, la mayor granja de porcino de Canarias: cuenta con quinientas madres y la capacidad de producir 1.000.000 kilos de carne al año. Por otro lado y ante la evolución del mercado del pan y de los productos de bollería congelada, Grafusa se ha integrado en un grupo de panificadoras de la isla para fundar la empresa Pan Precocido Fuerteventura SL, con cuya marca, Bonpan, comercializa  una variada oferta en toda la provincia de Las Palmas.

relacionadas

Misión, visión y objetivos

Grafusa se define a sí misma como una empresa industrial del sector de la alimentación, dotada de medios logísticos, técnicos y humanos óptimos para atender en condiciones de competencia la demanda de harinas, piensos y productos derivados, tanto para alimentación humana como para la cabaña ganadera. Atender esa demanda y promover la economía isleña en esta actividad con los mismos modernos procesos y equipamientos que en cualquier otro territorio desarrollado constituye su visión. Sus objetivos: dar el mejor servicio posible en óptimas condiciones económicas, desarrollándose y creciendo más y mejor cada día, contribuyendo así al progreso integral de Fuerteventura. En el ámbito ganadero, los promotores de Grafusa entendieron que ser capaces de industrializar este subsector en la isla contribuye de manera importante al desarrollo de la actividad productora de carne para un mayor autoabastecimiento. Otro de sus objetivos es impulsar, con la calidad y precio de sus productos para alimentación animal, a la industria majorera dedicada a la fabricación de derivados lácteos, especialmente, los galardonados quesos de cabra, que son acreedores cada año del reconocimiento internacional por su originalidad y calidad.

mision

El Factor Humano

La plantilla de Grafusa está integrada por profesionales con una larga trayectoria en la empresa. Algunos de ellos prestan servicio desde su fundación. A pesar de la actual crisis económica, Grafusa ha optado por incrementar su estructura de personal, siendo fiel a su estrategia de crecimiento e industrialización en Fuerteventura. Grafusa ha mejorado su capacidad de servicio al acercar los productos de la firma hasta el consumidor final a precios competitivos. En esta línea se ha implementado un servicio a granel a domicilio y se ha aumentado el departamento comercial. En la actualidad, Grafusa cuenta con dieciocho profesionales, entre los que se encuentran varios técnicos en alimentación animal que se ocupan de la formulación, control de elaboración y de calidad de los piensos compuestos.

factor